Saltar al contenido

Misterios Gloriosos para Difuntos

Misterios gloriosos del Rosario para difuntos

En este articulo te mostramos los misterios gloriosos para los difuntos, dice la biblia que hay faltas que no serán perdonadas ni en este mundo ni en el otro, por lo tanto nos da a entender que si se pueden perdonar las faltas en el mundo, por esa razón se reza por los difuntos, porque nosotros podemos ayudar a que se perdonen ciertos pecados a los difuntos. Quédate y hagamos juntos los misterios de gloria para difuntos.

Misterios de Gloria para Difuntos

Para rezar estos misterios gloriosos solo tienes que recitarlos y leer una pequeña oración después de recitar cada misterio.

Primer misterio glorioso: La resurrección de Jesús

Primer misterio glorioso para difuntos

Jesús murió y resucitó. Para Él los sufrimientos y la muerte fueron el camino para llegar a la resurrección y la gloria. Lo mismo pasará con nosotros: si aceptamos las pruebas de esta vida con paciencia, lograremos un día el gran progreso que todos deseamos: Morir y resucitar con Cristo.

¡Oh, María, alegría de los justos y consuelo de los pecadores!, este Misterio te lo ofrecemos en memoria de la alegría que tuviste al ver resucitado y glorioso a tu Santísimo Hijo: suplicándote, que así como, con la resurrección de Jesús, se alegraron todos los seres creados, así merezca nuestro(a) hermano(a) y todos los que se encuentran en el purgatorio, la resurrección eterna.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Segundo Misterio Glorioso: La ascensión de Jesús

el rosario para difuntos

Subiendo al cielo, Jesús nos enseña que allá tenemos nuestra patria verdadera. Por lo tanto, nuestra única preocupación tiene que ser la de superarnos y progresar, según las enseñanzas y los ejemplos de Cristo para alcanzar la gloria del cielo.

¡Oh, María, madre de Dios, llena de gozo en la subida a los cielos de tu Santísimo Hijo, en compañía de todos los que Él redimió con su gloriosa resurrección!, este Misterio te lo ofrecemos, suplicándote que nuestro(a) hermano(a)  y aquellos que están en el purgatorio, progresen, por tus ruegos ante Jesucristo, a la pascua Eterna.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Tercer Misterio Glorioso: La venida del Espíritu Santo

misterio de gloria para difuntos

Diez días después de subir al cielo, Jesús envió a los apóstoles el regalo del Espíritu Santo, que transformó toda su vida. Por fin lograron entender su mensaje y tuvieron la fuerza para vivirlo y anunciarlo con valentía. También nosotros, si queremos ser verdaderos cristianos, necesitamos la fuerza del Espíritu Santo. Pidamos a la Virgen que interceda por nosotros y nos consiga este gran regalo.

¡Oh, María, dulce esposa del Espíritu Santo!, este Misterio te lo ofrecemos por el gozo que tuviste cuando bajó el Divino Espíritu sobre ti y sobre todos los apóstoles, para que al ausentarse Jesús no quedáramos huérfanos, suplicamos tu intercesión para que el Espíritu de Cristo resucite a nuestro (a) hermano (a) y a todos los que están purificando su pecado en el purgatorio.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Cuarto Misterio Glorioso: La Asunción de la Virgen María

para difuntos los misterios gloriosos

Después de haber terminado su periodo de vida en este mundo, María fue llevada al cielo en cuerpo y alma. Se trató de un regalo especial que Jesús hizo a María, su Madre. En lugar de esperar el día de la resurrección final, Jesús quiso que pronto fuera a gozar con Él en cuerpo y alma. Así como ella se encuentra ya en la gloria en cuerpo y alma, así también nosotros esperamos estar después de la muerte. Para esto tenemos que imitar sus ejemplos.

¡Oh dichosa María!, que entregaste tu espíritu en la hora de la muerte, en manos de tu Hijo Jesucristo, y después unido al cuerpo, resucitaste gloriosa!, este Misterio te lo ofrecemos, a fin de que intercedas ante tu Hijo Jesucristo, para que nuestro(a) hermano(a)  y los que están en el purgatorio, resuciten y lleguen a la vida verdadera.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Quinto Misterio Glorioso: La coronación de María como Reina y Madre del cielo y Tierra

misterios del rosario para difuntos

En este mundo nadie tuvo el privilegio de estar tan cerca de Jesús como María, su Madre, también ahora en el cielo, nadie está tan cerca de Jesús como ella. Siendo la Madre de Jesús, goza de un gran poder de intercesión: todo lo que pide a Jesús en nuestro favor, siempre se lo concede. Esto es lo que estamos haciendo al rezar este santo rosario. Por eso, acudimos a María con toda confianza, sabiendo que es nuestra Reina y es también nuestra Madre.

¡Oh soberana Virgen María, Madre de Dios, que resucitada en cuerpo y alma, fuiste sublimada a la gloria y coronada como Emperatriz de los ángeles y de los hombres!, este Misterio te lo ofrecemos, suplicándote que el alma de nuestro(a) hermano(a) y las demás del purgatorio merezcan por tus ruegos ser libres de las penas que padecen, para que sean coronadas de gloria, y que en compañía de tu Santísimo Hijo te amen por todos los siglos. Amén.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.
Amén.

Sí quieres ver los misterios gloriosos visita nuestra página principal.